[wyde_info_box title=»Datación» icon_set=»typicons» icon_typicons=»typcn typcn-calendar»]1927[/wyde_info_box][wyde_info_box title=»Estado» icon_set=»typicons» icon_typicons=»typcn typcn-eye»]Permanece[/wyde_info_box]
[wyde_info_box title=»Tipografía» icon_set=»typicons» icon_typicons=»typcn typcn-sort-alphabetically»]Script[/wyde_info_box][wyde_info_box title=»Técnica» icon_set=»typicons» icon_typicons=»typcn typcn-brush»]Pintura sobre lámina[/wyde_info_box]
[wyde_separator label_style=»icon» icon_set=»fontawesome» icon_fontawesome=»fa fa-map-marker» style=»dotted» el_width=»100%» color=»#666666″]

Paseo del General Dávila, 178. Interior. Santander

Este negocio sus orígenes se remontan a 1927 en Aguilar de Campoo, aunque esta es una panadería artesanal implementada en el barrio desde hace muchos años, con una gestión totalmente familiar y  que hoy en día aún permanece abierta, siendo característico el aroma a pan recién hecho que constantemente emana.

El cartel que aún se puede ver en la fachada, está totalmente realizado a mano bajo técnica de pintura en una placa, con dos tipografías distintas y montada sobre viejas maderas ya deterioradas, en una gama cromática marrones.

octubre 17, 2016
Panadería El Negrito